Bienvenido a Centro Fox. Formadores de líderes responsables y comprometidos con su futuro.

4 Grandes Líderes LGBTQ+ que cambiaron la historia

4 Grandes Líderes LGBTQ+ que cambiaron la historia

Muchas de las grandes figuras que aportaron al progreso de la humanidad han sido personas LGBTQ+, lo cual sólo refuerza la idea de que el prejuicio y la discriminación son inútiles.

A lo largo de la historia, los esfuerzos por borrar logros de grandes genios y líderes por su diversidad sexual han sido en vano. En una sociedad que busca el progreso en todas sus áreas, es difícil mantener oculta la verdad de la cual se fundamentan los grandes aportes. Las personas LGBTQ+ siempre han formado parte de los cimientos de la civilización, y negar o minimizar su existencia es contraproducente para todos como sociedad.

En esta ocasión, te compartimos 4 grandes líderes LGBTQ+ cuyos logros han influido, cambiado y mejorado la historia de nuestra sociedad, 4 figuras clave para entender el progreso humano.

GABRIELA MISTRAL: El primer Nobel de Literatura concedido a Latinoamérica le fue concedido a esta magnífica poeta, ensayista, profesora, activista y diplomática, nacida como Lucía Godoy Alcaya. Era 1945 y recién había terminado la Segunda Guerra Mundial, un tino bastante adecuado el que la Academia Sueca decidiera premiar a una autora que hablaba por los derechos de las mujeres y las infancias. La poesía de Gabriela Mistral ya es parte del canon literario de América Latina, poesía que ha dado la vuelta al mundo gracias a su poder de empatía, melancolía y rimas brillantes que aún se enseñan en las escuelas. Ella misma estuvo involucrada en reformas educativas en México, y se desempeñó como cónsul y representante en organismos internacionales en América y Europa. Mantuvo una relación con la escritora Doris Dana por más de 10 años, con quien mantenía una relación conyugal y profesional (fue benefactora de la aclamada poeta). Si bien la historia oficial ha minimizado esta relación como una “Amistad con A Mayúscula”, según Jaime Quezada (presidente de la Fundación Nobel Gabriela Mistral), las cartas de la gran poeta a Dana (publicadas en 2009 bajo el título de “Niña Errante”) no hacen más que confirmar su relación lésbica, la cual fue fructífera y apasionante.

ALAN TURING: Considerado uno de los padres de la ciencia de la computación y precursor de la informática moderna, esta mente extraordinaria brindó una influyente formalización de los conceptos de algoritmo y computación, dando como resultado la famosa Máquina de Turing. Formuló su propia versión que hoy es ampliamente aceptada como la tesis de Church-Turing. Fue el director de la sección Naval Enigma de Bletchley Park. Durante la Segunda Guerra Mundial, trabajó en descifrar los códigos nazis, particularmente los de la máquina Enigma. Se ha estimado que su trabajo acortó la duración de esa guerra entre dos y cuatro años, salvando miles de millones de vidas. La carrera de Turing terminó súbitamente tras ser procesado por homosexualidad en 1952, y ninguno de sus logros se comparó a la “tremenda falta” que fue su diversidad sexual. Dos años después de su condena, cometió suicidio. La homofobia injustificada del sistema gubernamental llevó a uno de los grandes genios de la tecnología a un callejón sin salida, donde la única opción fue dejar de existir. Tenía apenas 41 años.

No se trata de ser todos iguales,

sino de aprender a respetar las diferencias.

 

MARSHA P. JOHNSON: Uno de los más grandes íconos de la lucha por los derechos LGBTQ+, fue una mujer transgénero, afroamericana y trabajadora sexual que residía y luchaba en Nueva York. Es considerada como una de las activistas más importantes en los enfrentamientos con la policía durante los disturbios de Stonewall. A principios de la década de 1970, Johnson y su amiga Sylvia Rivera co-fundaron la organización Street Transvestite Action Revolutionaries (STAR; Revolucionarias activistas travestidas callejeras). Ambas participaron en las marchas a favor de la liberación gay y en acciones políticas radicales. A pesar de que en sus inicios llevaba una vida precaria y debía prostituirse, logró sobrevivir a partir de sus shows como drag queen diseñando sus propios vestuarios. Con el tiempo se transformó en ícono de la comunidad LGBTQ+, al punto de lograr ayudar a juventudes LGBTQ+ de bajos recursos. En julio de 1992, su cuerpo fue encontrado flotando en el río Hudson, no lejos del muelle del West Village, poco después de la Marcha del Orgullo.

KEITH HARING: Has visto sus diseños en incontables libretas, playeras, muros, productos de Converse y H&M, y demás publicidad y catálogos famosos. Se trata de uno de los artistas clave de la cultura callejera de la Nueva York de los años 80. Podemos reconocer su arte sin dificultad, pero su venta es meramente comercial y decorativa, y no se habla de la parte fundamental de este gran activista por las personas queer que vivían con VIH/SIDA. Buscaban hacer imágenes que fueran accesibles, sencillas y lo suficientemente genéricas para que pudieran ser aceptadas por cualquiera sin intervención crítica. En 1986, abrió la boutique Pop Shop, donde vendía sus productos. Ese mismo año llegó a pintar en uno de los fragmentos del Muro de Berlín. En 1989 creó la Fundación Keith Haring, cuyo objetivo era realizar activismo a través de su magnífico arte, promoviendo el sexo protegido y a combatir el estigma del VIH/SIDA. Él mismo salió positivo en VIH/SIDA durante la pandemia de los 80’s, y murió por estas complicaciones el 16 de febrero de 1990.

Negar o minimizar la diversidad sexual, simplemente porque no cumplen con patrones que, en realidad, no existen, sería negar parte fundamental de la identidad de muchos grandes talentos. La diversidad nos incluye a todos.

REFLEXIÓN FINAL: Existe, por desgracia, una forma de usar la palabra “progreso” de manera peyorativa. A pesar de que la definición exacta es “Mejora, avance; desarrollo continuo, gradual y generalizado de una sociedad en los aspectos económico, social, moral, científico, cultural, etc.” y, por ende, la definición “persona progre” es alguien que “tiene ideas progresistas y tiene un concepto de la vida avanzado e innovador”, la palabra es utilizada como insulto en muchos círculos sociales, sobre todo para referirse a aspectos políticos.

Es curioso que, para quienes están cerrados a la idea del diccionario como una especie de libro de leyes del lenguaje, y no como lo que es (una obra de consulta), no hagan revisión de estas definiciones que, lejos de ser una etiqueta peyorativa, es un auténtico cumplido. Quienes pretenden insultar o rebajar usando esta palabra específica, les sale el tiro por la culata, pues ellos mismos se presentan como enclaustrados y anclados en ideologías que, por temor a algo más, cierran puertas, negando la mejora, avance y desarrollo continuo de una sociedad en la que estos líderes que acabamos de nombrar, al igual que todos nosotros, podríamos vivir en el nombre de la empatía.

En este mundo cabemos todos, y mentes brillantes como Turing, Mistral, Johnson, Haring, y millones por mencionar, son la prueba definitiva de que la diversidad es parte esencial del genio humano.

 

Recuerda que en todas tus visitas y compra de libros tiene un inmenso objetivo: el apoyar a los proyectos comunitarios de nuestra institución, los programas educativos de SINED y Presidente Por Un Día, y sobre todo, la Orquesta, Coro y Ensambles Comunitarios de Centro Fox.

Conoce más de nuestros espacios disponibles

Please follow and like us: